Voladitos Kölbi para los datos

Voladitos Kölbi para los datos
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Kölbi decidió unirse a las otras dos empresas recortando los datos una vez alcanzada la cuota. Más allá de lo mal gestionada que estuvo la comunicación, parece que no es tan grave como lo presentan.

Sin embargo, esto no es una excusa para que de una vez la empresa del Estado suba sus estándares y ofrezca un mejor servicio demostrándole a las privadas que no solo es cobertura.

Estamos claros en que el ancho de banda es limitado. Pero de ahí a cerrar el tubo como lo hicieron las otras dos operadoras y ahora la nuestra hay un trecho largo. Eso es lo que hay, aunque con el ICE o Kölbi no sea tan rudo.

Me explico. Los paquetes de datos de Kölbi son bastante generosos, al menos en pospago. Por eso, es probable que la gran mayoría de los usuarios no lo sintamos.

Sin embargo, por las dudas, más vale prevenir que tener que navegar a 128Kb. Como si lo que tenemos ahora fuera muy rápido. Dado que me he llevado algunos sustos con el consumo de datos, llamé al ICE y me pasaron algunos volados, otros los encontré buceando las superficialidades de Internet. En cualquier caso estos son algunos pasos que se pueden seguir:

PRIMERO

Mandemos un mensaje al 8888 con la palabra “consumo”. De regreso vamos a recibir un mensaje dándonos 3 datos importantes: La cantidad de transferencia de datos a la que tenemos derecho por mes; cuándo inicia la facturación y el consumo promedio de los últimos tres meses. Esa información es muy importante para lo que viene.

SEGUNDO

Ahora es necesario escoger un aplicación que monitoree cuánto del saldo de datos estamos gastando. Esto es fundamental porque nos ayuda a saber si nos estamos pasando del promedio diario o si estamos sobrados.

Por lo general estas aplicaciones tienen la facilidad de fijar la fecha del ciclo de pago, lo que nos ayuda a proyectar cómo nos va en el mes.

Algunas aplicaciones que pueden ser de utilidad son:

Data Usage Monitor

Esta aplicación funciona tanto solo para Android como para iOS. Tiene la facilidad de fijar la fecha de inicio y final del ciclo de facturación y separa el consumo de Wi Fi del de celular.

Incluye un monitor para cada una de las aplicaciones de manera que se puede detectar si hay “robasaldos” o bien saber cuáles son nuestros hábitos de consumo que hacen se nos vaya más dinero en ciertas aplicaciones que en otras.

 

 

3G Watchdog

Básicamente tiene las mismas funciones que el anterior solo que es específica para Android.

Sin embargo, tiene una funcionalidad interesante que es que corta el uso de datos celulares automáticamente cuando se llega a una cantidad de datos preestablecida.

A pesar del nombre, funciona en 4G.

 

DataMan

 Es la versión exclusiva para iOS de los monitores de datos. Inclusive tiene una versión para el iWatch, por aquello de los “iLovers”.

Igualmente, establece escenarios de consumo y presenta los datos hora por hora para saber cuándo fue que nos pasamos.

En iTunes vienen más datos para saber si esta es la aplicación que necesita. Eso sí, es paga.

 

My Data Manger

Esta es la que personalmente uso desde hace más de un año. Tiene versiones para iOS y Android. Discrimina entre datos celulares, WiFi y Roaming; esto último es importante para quienes viajan.

Además, tiene un mecanismo que permite medir el consumo de las aplicaciones, lo que es de gran utilidad para saber en qué desperdiciamos datos. Sí, desperdicio.

Tiene soporte para iPad lo que es interesante para quienes tienen los aparatos que usan datos celulares.

Como dato curioso esta aplicación aparece como tendencia en el iStore para descargas. Quiere decir que ya hay muchos nativos de este país que la están usando.

Igual, siempre es buen preguntarle a alguien conocido si ha usado alguna de estas aplicaciones para tener un criterio más claro.

TERCERO

Este me lo pasó una de las muchachas de servicio al cliente de Kölbi. Apagar los datos celulares mientras se está en lugares con WiFi. Es cierto que algunas redes son más lentas que una tortuga diésel; pero muchas veces el celular intenta sacar datos del WiFi y la red celular al mismo tiempo; y eso disminuye el saldo de datos que es un contento.

La casa, la oficina o algún restaurante pueden tener conexión inalámbrica. Consideremos estos lugares como oasis económicos en los que nuestros saldos estarán a salvo. Igualmente, preparémonos para conexiones estreñidas porque todo el mundo está compartiendo señal (lo mismo que sucede con la señal celular en las presas).

En el caso de iOS se hace así:

  • Abrimos la aplicación de “Configuración” o “Settings”
  • Tocamos “Datos Celulares” (cuarto ítem de arriba hacia abajo)
  • “Datos celulares” debe aparecer activado con un botón verde. Lo movemos hacia la izquierda. Eso desactiva los datos.
  • Existe una opción más avanzada que es ir desactivando aplicación por aplicación en el mismo menú.

Para Android la cosa es parecida:

  • Abrimos “Configuración” o “Settings”
  • Entramos a “Datos” o “Data usage” y desactivamos donde dice “Datos celulares”.
  • Igualmente, se pueden desactivar ciertas aplicaciones.
CUARTO

¿Para qué usamos Internet? Si lo mío es es WhatsApp, Facebook y todas esas yerbas probablemente estoy consumiendo datos celulares permanentemente y ahí no importa el plan o si es prepago porque no importa dónde esté el aparato va a estar activo. Si se suben fotos y videos con regularidad hay que pensar en que los megas se van por chorro.

Amigos que mandan videos de 20 megas no son amigos, son roba saldos. Entonces es mejor configurar las aplicaciones para que no descarguen automáticamente y esperar a un lugar donde haya WiFi y poder ver esos videos tan importantes.

Si usamos Internet para trabajar, por lo general voy a estar con WiFi en alguna parte. Si estoy en la calle, no voy a responder mensajes o correos manejando porque básicamente no es lógico. Así que también es bueno revisar hábitos.

Así que es importante que antes de mandar ese video tan gracioso, esa foto tan divertida o chatear con la persona que voy a ver en 5 minutos, piense si realmente necesito usar MIS datos.

Suerte.

 

Comentarios

comentarios


Advertencia al visitante: Saúl Buzeta Dhighiam es politólogo de formación, comunicador por deformación y necio por naturaleza. Los dedos de la mano no sirven para contar sus obras pues no tiene, mas acostumbra a escribir a hurtadillas artículos de poca monta que gente incauta (en el mejor de los casos) o sin escrúpulos (en la mayoría de ellos) publica sin compasión por el lector. Considérese entonces amable visitante suficientemente advertido sobre lo inocuo de lo que aquí encontrará.

Close
A %d blogueros les gusta esto: