Radio Nederland: Apague y “vamonos”.

Radio Nederland: Apague y "vamonos".
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Acabo de entrar a la página de Internet de Radio Nederland y sinceramente no puedo creer lo que leí: un político de cuarta (el Primer Ministro) propone el cierre de las emisiones en otros idiomas que no sean el holandés y además que la radio debe concentrarse en promover la libertad de expresión ahí donde no la hay (léase países árabes y musulmanes).

LO QUE LE DEBEMOS A RADIO NEDERLAND

Radio Nederland ha hecho mucho por nuestro continente, por nuestra región y particularmente por nuestro país. Sin ellos el Instituto Costarricense de Enseñanza Radiofónica probablemente no habría llegado tan alto. Y sin el ICER mucha gente no se habría alfabetizado o terminado la escuela o el colegio por medio de los programas de enseñanza en conjunto con el MEP.

Sin Radio Nederland el tema de la equidad de géneros, la protección del ambiente, los derechos de los niños y las niñas o los derechos de los adultos mayores no habrían llegado a la gente con la fuerza que lo hicieron.

Es que series de radio como “¿Para quién trabaja María?” fueron visionarias cuando salieron al aire. Imaginémonos a inicios de los 90 una emisión de radio para campesinos dedicada a hablar del rol de la mujer y de sus múltiples jornadas. ¿Quién en nuestro país habría podido producirla o, más aún, pautarla? Ni que decir de Biomanojos y Nina que viajaban por el mundo salvándolo de nosotros mismos ó de “Una cana al aire”, la radionovela que visibilizó el problema de las personas de la tercera edad.

Y APRENDIMOS

Pero más importante aún es que muchísimos profesionales en comunicación (y aficionados como yo) tuvimos la oportunidad de formarnos con sus lecturas, seminarios, congresos, charlas y por medio de los casetes de la Enciclopedia de Autoformación Radiofónica.

Allí aprendimos a ser exigentes y a poner la calidad adelante de todo. Supimos que una palabra podía arruinar un programa al discriminar a alguien o faltarle el respeto a un género. Más aún, entendimos la importancia de incluir al otro en el mensaje y, haciendo un gran esfuerzo, sacar a nuestro ego de la ecuación comunicacional. Nos empujaron a ver la realidad con los ojos del perceptor (no del receptor) y a usar su oído cómo el canal para lograr la cercanía necesaria para que la idea pudiera llegar.

Una de las cosas más difíciles de hacer cuando se trabaja en comunicación educativa es dejar que el perceptor decida sobre lo que acaba de escuchar. Eso significa que el emisor debe despojarse del aura de dios de los electrodos y alejar su posición del texto. Se trata de ser tan amplio y tan objetivo que nos lleva a descubrir que cuando queremos educar, lo que debemos hacer es ayudar a que cada quien aprenda por sí mismo, a su ritmo y hasta donde su ser le permita.

Ese conocimiento que adquirimos lo trasmitimos en nuestro trabajo, en lo que producimos y cuando tuvimos la oportunidad de enseñar. Duele saber que ya no habrá gente con acceso a esa fuente de saber.

RECORTAR LA INTELIGENCIA

Es impresionante cómo cuando hay que hacer recortes presupuestarios lo primero que se recorta es la inteligencia (no la militar). Pero más grave aún es que se usan eufemismos liberales para limitar derechos, limitar el bienestar y destruir los avances sociales que distinguen a un país.

Hay políticos que son como niños de papi: son capaces de despreciar y destruir cualquier cosa, por valiosa que sea, porque a ellos no les costó nada y tampoco les importa a quién beneficia, porque lo importante es que deje plata.

Así que lo que deja pérdida que no estorbe, mejor apague esa radio y vamonos. Y así sucedió desde 2012. Gracias por todo a la gente de Radio Nederland.

Unite al canal de Telegram y recibí los artículos directamente en tu celular

* Originalmente publicado en redcultura.com

Also published on Medium.

Comentarios

comentarios


Advertencia al visitante: Saúl Buzeta Dhighiam es politólogo de formación, comunicador por deformación y necio por naturaleza. Los dedos de la mano no sirven para contar sus obras pues no tiene, mas acostumbra a escribir a hurtadillas artículos de poca monta que gente incauta (en el mejor de los casos) o sin escrúpulos (en la mayoría de ellos) publica sin compasión por el lector. Considérese entonces amable visitante suficientemente advertido sobre lo inocuo de lo que aquí encontrará.

Recommended Posts

Close
A %d blogueros les gusta esto: